Grabado de nuestra fachada

Cuando comenzamos el proyecto, que dio lugar al Hostal el Estudio,  nosotros vivíamos en Burgos, en la Sierra de la Demanda, y en poca población, se concentraban bastantes artistas.

Queríamos, dentro de un presupuesto muy medido, dar un toque de elegancia a la fachada, y pensamos varias opciones.   De un lado, había en la comarca un par de escultores que habían realizado proyectos muy atractivos, caso de Carmelo Carneros en Hacinas,  y que tenía ideas muy atractivas, pero se nos iba de presupuesto.

De otro lado, teníamos contacto con Covarrubias, y con los propietarios de un hotel en Covarrubias, y su detalle de fachada nos gustó.

La había realizado el artista local Juan Galache, pintor y ceramista, y ajustamos precio y contenido.

A nosotros, que no teníamos origen en Almansa, nos vino a la cabeza plasmar una imagen que nos parecía curiosa y bonita de Almansa, su plaza, con la Iglesia de la Asunción, la Casa Grande y el castillo al fondo.   Esta imagen que nos parecía llamativa, luego, viviendo aquí, no dimos cuente de que no era novedosa, pero ya la teníamos.

Junto con la imagen, pusimos los números de la calle, el 44, duplicados, pero en sentido inverso.  Incluso tenemos un juego con el buzón de correos que no colocamos finalmente.

Ahora, este grabado tiene 13 años, desde el 2013 que lo creó el artista.