Segunda vida de nuestros televisores analógicos

Con la renovación de nuestros televisores, surgió el problema de qué hacer con los televisores que nos habían dado servicio durante 10 años.    Nos dolía tirarlos porque habían cumplido su función y eran televisores robustos, que aún podía durar.

Preguntamos a una cliente que trabajaba en la Residencia de Ancianos el Castillo de Almansa si les podían interesar, y el resultado fue satisfactorio.   No todas las habitaciones tenían televisión y como tenían señal analógica con los principales canales, podían adaptarse sin tener que complicarse con los tdt.   No obstante también regalamos algunos tdt.

En total, hemos podido regalar 9 televisores, que tendrán una segunda vida dando entretenimiento a nuestros jubilados.    Evitaremos residuos, y evitaremos el desperdicio de recursos de tirar lo que aún es útil.